Los reflectores extraplanos se caracterizan por una fácil instalación sin la necesidad de un nicho, en albercas residenciales o comerciales.