Son almohadillas reactivas que están adheridas a tiras plásticas. Se sumergen y remueven en el agua de la piscina. Después de unos segundos se presenta el color que debe ser comparado con el estándar impreso.