Es un juego de pruebas que permite determinar la concentración presente de una sustancia en una muestra de agua; al comparar (con un estándar de color sellado o impreso) el color obtenido de la reacción entre dicha muestra y un reactivo.